Los sistemas extremos del ambiente marino polar así como el ambiente termal terrestre son nuestro modelo principal donde estudiamos los patrones de diversidad y actividad bacteriana. En particular, nos centramos en el grupo de las Cianobacterias, cuya importancia y antigüedad en la Tierra ha generado su diversificación, ubicuidad e innumerables adaptaciones haciéndolas excelentes candidatas tanto para su estudio a través de la ciencia básica como aplicada. También estamos explorando la comunidad bacteriana en su totalidad y su función en los ciclos biogeoquímicos del carbono y nitrógeno en estos ambientes extremos polar y termal.